Médico dermatólogo y remodelado corporal en Tlaxcala

 
 
 
 
 

El Dr. Javier Romero Arroyo se especializa en aplicar las más diversas y avanzadas técnicas a nivel mundial

 

 
Actualmente una de las prioridades de las personas es tener un cuerpo modelado y un rostro sin imperfecciones, sin embargo, suelen recurrir a opciones dolorosas o hasta trágicas cuando hay cirugías mal practicadas. El Dr. Javier Romero Arroyo es un reconocido dermatólogo que practica tratamientos con excelentes resultados y sin intervención quirúrgica alguna.

El dermatólogo aplica los protocolos diseñados para su especialidad en función de los objetivos de sus pacientes, anteponiendo siempre un estudio y cuadro clínico con el fin de dar un tratamiento personalizado e integral. De esta manera, cubre las necesidades de cada persona y se obtiene lo esperado.

Se caracteriza por usar tecnología de última generación, la cual posee aprobación y supervisión médica. Los resultados varían según el tipo de piel y el seguimiento que el paciente haga del tratamiento en casa.

La ciencia está muy avanzada actualmente y una de sus aplicaciones (apegada a la ética) es la del modelado corporal mediante radiofrecuencia selectiva. Básicamente es un proceso muy acelerado que puede combinarse con radiofrecuencia monopolar y un sistema de emisiones del trascendido terapéutico sistema de enfriamiento.
 
 
 
 
 
Con el modelado corporal se ayuda a reducir las imperfecciones de la piel, mejorando visualmente la masa muscular y disminuyendo los niveles tanto de celulitis como de estrías. Dicho proceso se recomienda también para la definición corporal en deportistas, modelos y celebridades que busquen un cuerpo estéticamente perfecto.

Y es que en ocasiones el cuerpo acumula grasa difícil de eliminar con dieta, e incluso con ejercicio, en los laterales de la espalda baja, brazos, caderas, abdomen (especialmente en hombres) y otros sitios. En estos casos se sugiere el modelado sin cirugía, ya que facilita la obtención de buenos resultados.

Es un procedimiento que permite al especialista tratar una zona más amplia en menor tiempo y con pocas sesiones, ya que actúa directamente en las células grasas del tejido subcutáneo sin dañar la piel o los músculos.

Se aumenta la temperatura de la grasa a 45 grados centígrados destruyendo las células grasas en la zona tratada, haciendo que se deseche de forma natural. La remodelación de las áreas deseadas tiene por objetivo disminuir tallas, el índice de grasa abdominal visible, estrías, flacidez y celulitis (según el tratamiento que requiera cada paciente).